Monterrey Metrópoli es la primera y única publicación realizada a partir de la redistritación de Monterrey y su área metropolitana en 2016. El futuro de esta publicación es tan incierto como la integración y evolución de esta nueva sociedad.

Ads. - Calacamonía IVD

​Agradecemos a nuestros patrocinadores y al gobierno de Monterrey Metrópoli  por su amable apoyo.

Por Guadalupe Cruz Bisiesta

En medio de protestas y conatos de violencia la noche de este miércoles se llevó a cabo la premiación de la primera Bienal Inter-distrital de Artes Visuales que organiza la Fundación Carmín Loza en coordinación con el gobierno del estado y los distritos circunscritos a lo que anteriormente se conocía como San Pedro Grande. Esta era uno de los acontecimientos artísticos y sociales más esperados de la temporada, tanto por los premios anunciados como por las reacciones encontradas que había suscitado entre la comunidad artística.
La noche empezó con un fuerte dispositivo de seguridad alrededor del complejo Carmín, uno de los edificios más modernos y lujosos que se han construido en los últimos años en el distrito San Pedro Chico. Las entradas al complejo contaban con detectores de metal y era controlado por mujeres y hombres policías del distrito, además había patrullas circulando en las calles aledañas.

Ads. - Workshops on Intercultural Management

La premiación se dio en medio de gritos de protesta que provenían de dentro y fuera del edificio, la frase constante era “No sin nosotros”, aludiendo a los excluidos de la convocatoria, y que sumaban una treintena de jóvenes afuera del edificio y otros tantos que se instalaron al pie de la Diana con pancartas.
Pese a las medidas de seguridad tres jóvenes se colaron al recinto y empezaron a gritar en cuanto empezó el anuncio de la premiación; eran dos mujeres y un hombre a quienes los guardias de seguridad intentaron sacar discretamente y luego por la fuerza rodeándolos y empujándolos hacia la salida. Al final se intentó entrevistar a estos jóvenes pero no fue posible localizarlos.


PREMIACIÓN
La ceremonia continuó con normalidad sin mencionar el incidente, se presentó al jurado integrado por el conocido crítico de arte Mariano Garza Espinosa, el artista José Juan Garza-González y el director de la Fundación Carmín Loza, Leopoldo García-Aguirre, y ellos fueron quienes dieron a conocer a los ganadores.
El ganador del primer lugar fue Diego Alfonso González, con la obra “Retrato al pie de la Fuente” que fue alabado por el jurado por recuperar la esencia de un género casi perdido; el segundo premio fue para el artista abstracto Mario Garza Alameda con la pieza “Réquiem”, también reconocido por una “viva expresividad que desbordaba al cuadro”; mientras que el tercer lugar le fue otorgado al artista conocido como Ghezzz (Gustavo Hernández Zaragoza) con una obra mixta titulada “Vorágine” y que incluía fotografías, tipografía y fragmentos de textiles, y a la que los jurados calificaron de arriesgada e intrigante.
Los tres premios de adquisición que darán inicio a la colección Carmín incluyen 20 mil dólares para el primer lugar, 10 mil para el segundo y 5 mil para el tercero, así como viajes a Francia, Alemania y España.

UNA BIENAL POLÉMICA
La Primera Bienal Interdistrital de Artes Visuales fue polémica desde su origen al convocar solamente a artistas nacidos en la entidad y que pudieran demostrar haber vivido aquí durante los últimos diez años; la convocatoria describía explícitamente que la Bienal no acepta a personas de origen inmigrante por “no tener conexiones fuertes con la comunidad, no participar en la vida política de la ciudad y por ende, no generar temas relevantes”. Cuando las protestas empezaron la explicación de Leopoldo García-Aguirre fue: “no estamos discriminando a los artistas foráneos, solo queremos premiar el arraigo y la identidad local”.
Durante los dos meses que estuvo vigente la convocatoria fueron varias las acciones de protesta que llevaron a cabo los artistas excluidos y algunos que sí cubrían los requisitos pero que se negaron a participar en solidaridad con estos: peticiones en change.com, campaña en twitter con el hashtag #nosinnosotros y #noalapartheidcultural, entre otros, así como cartas públicas circulando en otras redes sociales.
Los artistas alegaban que la organización de la Bienal contaba con el respaldo del gobierno del estado y de los distritos centrales e incluso una pequeña parte del monto del premio también era aportada por estas instituciones por lo cual estaban obligados a no discriminar, y que si esto se permitía se corría el riesgo de que otro tipo de apoyos oficiales también se volvieran excluyentes para las personas no nativas de la entidad.
Además de los artistas se sumaron activistas como Martha Graciela Fernández, dirigente del colectivo Comunidad y Derechos Humanos, quien señalaba que los distritos centrales de Nuevo León cuentan con una gran población no nativa pero con muchos años viviendo aquí, así como una comunidad de migrantes recientes, “todos ellos contribuyen a la cultura y economía local por lo que este tipo de acciones sienta un precedente negativo en materia de derechos humanos”.
Pero aunque las protestas fueron intensas y tuvieron eco a nivel nacional, el monto en dólares de los premios fue lo suficientemente atractivo como para generar una buena respuesta de los artistas locales, quienes al final sumaron los casi 100 participantes.


Versión impresa AQUÍ


​​

Versión Flipbook 

(versión impresa)


Conoce el mapa de

los nuevos distritos

 


Participantes


Eventos


Contacto


Obtén un ejemplar impreso del Diario de los Nuevos Distritos




​​

Si cuentas con información sobre el caso, favor de contactar a la directora de la investigación Paloma Ayala.

info[at]fictitiousnews.site



​​

Más información sobre el proyecto Fictitious News en 

www.palomaayala.com

Entre protestas se lleva a cabo premiación de I Bienal Interdistrital de Artes Visuales
Los ganadores fueron Diego Alfonso González, Mario Garza Alameda y el artista conocido como Ghezzz