Ads. - Workshops on Intercultural Management

Un conflicto más en Monterrey Metrópoli: Fronteras Difusas

Nuevo conflicto se presentó en los recién creados distritos de la ciudad debido a la poca claridad entre territorios y competencias de gremios de empujadores.

Ads. - Calacamonía IVD

*Ilustraciones por Futuro Moncada

​​

Versión Flipbook 

(versión impresa)


Conoce el mapa de

los nuevos distritos

 


Participantes


Eventos


Contacto


Obtén un ejemplar impreso del Diario de los Nuevos Distritos




​​

Si cuentas con información sobre el caso, favor de contactar a la directora de la investigación Paloma Ayala.

info[at]fictitiousnews.site


​​

Más información sobre el proyecto Fictitious News en 

www.palomaayala.com

Monterrey Metrópoli- Los problemas continúan y se complejizan a partir de las recientes regulaciones implementadas por el gobierno estatal y aprobadas casi por unanimidad por el Congreso del Estado de Nuevo León, los habitantes de Monterrey Metrópoli han tenido que pensar nuevamente su relación con el territorio y como lo tienen que transitar.
Sin embargo, el 16 de septiembre se presentó una disputa entre dos de los gremios más numerosos y beligerantes: los Coreanos y Unión Regia. El motivo fue el cruce de un distrito a otro del autobús de una institución educativa que se dirigía al desfile que conmemora la independencia de México.
Para evitar regulaciones, el conductor del transporte escolar detuvo la marcha y se dirigió a los empujadores que se encontraban en las inmediaciones del distrito, para negociar el traslado del autobús unos 50 metros más hacia el norte.
Todo transcurría en calma y parecía que se habían puesto de acuerdo en la cuota y el número de empujadores que participarían en el trabajo por parte de los Coreanos, cuando aparecieron integrantes de Unión Regia para detener la acción.
Los líderes de Unión Regia adujeron que la calle donde se encontraba el transporte escolar aún formaba parte del territorio negociado entre los diferentes gremios, por lo que el trabajo sería tomado por ellos. En contraste, los Coreanos manifestaron que la calle realmente formaba parte de su área de influencia.
Entre señalamientos y correcciones, se pasó a las amenazas y luego a la tensa calma. Mientras tanto, el conductor del autobús escolar y los directivos del plantel no encontraban salida al conflicto y a la necesidad de llegar a tiempo a la concentración previa al desfile.
Finalmente, la aparición de un par de patrullas de la Policía Metropolitana y un mapa con las delimitaciones de los distritos pareció restituir el diálogo y entrevió una solución concertada.
Sobre el cofre de una de las patrullas, policías, empujadores, maestros y alumnos revisaron las especificaciones legales y no legales de la nueva distribución espacial de la capital y su zona conurbada, y con ello la posible salida al conflicto.
Al paso de los minutos, la solución no parecía agradar plenamente a ninguno de los dos bandos. Fue la postura de los alumnos de empezar a empujar los que hizo que tanto Coreanos y Unión Regia encontrarán una salida al problema y ha no perder el negocio.
La solución acordada fue que cada gremio aportará cuatro empujadores, repartiendo a partes iguales las ganancias. El transporte escolar pudo cruzar, al final, de un distrito a otro, y las autoridades sumaron un nuevo conflicto al historial de inconvenientes de la que en su momento se considero “el más significativo avance en el desarrollo urbano y la planeación de la entidad”.


Versión impresa AQUÍ


​Agradecemos a nuestros patrocinadores y al gobierno de Monterrey Metrópoli  por su amable apoyo.